<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=187222891819509&ev=PageView&noscript=1" />

Así manipulan las tallas las tiendas en España

Seguro que esto te ha ocurrido alguna vez: ir de compras, probarte unos pantalones de una talla determinada en una tienda. Y acto seguido, ir a otra tienda, probarte otros pantalones y necesitar una talla más, o incluso una menos. Esto es porque en España se manipulan las tallas en la mayoría de las tiendas, y os vamos a explicar por qué.

Te ha pasado alguna vez, ¿verdad?

Tranquila, no estás loca. Ni te sobran kilos de más, ni kilos de menos. El problema no lo tienes tú, aunque nos quieran hacer creer que sí.

Muchas grandes cadenas de ropa llevan a cabo una agresiva manipulación de tallas, aunque no todas tienen el mismo objetivo común. Te lo explicamos. Mientras que en tiendas como Zara, una talla 38 en 2012 se ha convertido en una 40 en 2016; en Estados Unidos es al contrario: una XL se convierte, fácilmente, en una talla M. ¿Lo peor de todo? Que esta tendencia estadounidense también ha llegado a España.

¿Y por qué ocurre todo esto? Es sencillo: manipulación psicológica. Algunas tiendas o marcas hacen los tallajes más grandes para hacerte sentir más delgadas y motivadas para seguir comprando. Una persona feliz, compra más. Y, lamentablemente, está muy extendida la idea de que cuanto más delgada estás, más feliz puedes ser.

Otras tiendas, como en España, te empujan a cumplir con un ideal de belleza irreal. Sin ir mucho más lejos, según una investigación realizada por El Confidencial, la talla de mujer más vendida en nuestro país es la talla 44; sin embargo, la talla media “real” que llevarían la mayoría de españolas es la talla 42. Esto nos deja con que más del 50% de la población tenga problemas para encontrar ropa que se adapte a su cuerpo, dejándonos claro que este sistema actual no funciona.

Esto se agrava aún más para mujeres curvys como nosotras. Comprar tallas grandes en tiendas físicas se convierte, muchas veces, en todo una odisea. Por ello, cada vez es más frecuente comprar ropa de tallas grandes a través de internet: más sencillo, más variedad, aunque el riesgo es el mismo: ¿me quedará bien esta talla?

El problema actual es que no hay una concepción real del cuerpo de la mujer. No solo nos pasa a nosotras, también hay mujeres famosas, como Sofía Vergara, que han reconocido tener problemas para encontrar una talla de sujetador que le quede bien o que las tiendas lo fabriquen.

Cada mujer es un mundo y es importante que el tallaje se respete siempre, para comprar con comodidad a través de internet y huir de ese miedo a comprar algo y no saber si nos va a quedar bien o mal, a pesar de que sea nuestra talla “habitual”. En definitiva: necesitamos tallas reales que se correspondan con la realidad y nos hagan sentir agusto con nosotras mismas, proporcionen comodidad y nos den la seguridad de que algo que nos hemos comprado nos quede bien, ya sea con un talla 38, una 40, una 52 o una 70.

¿La solución? Las tablas de tallas

En muchas series y películas, nos hacen creer que, cuando compras ropa a través de internet, el momento de mayor felicidad es cuando te llega el paquete con tu compra. Pero no. Ese momento perfecto es cuando te pruebas lo que has pedido y ves que la talla que has pedido te queda perfecta.

La mejor solución es apostar por tiendas que no engañen al cliente. ¿El secreto para acertar al 100%? Fijarte si esa tienda online ofrece una tabla de tallas. Una tabla de tallas te indica las medidas en centímetros para pecho, cintura y cadera de cada prenda. Esto te permitirá dar en el clavo a la hora de comprar y no llevarte sorpresas al recibir tu paquete.

Eso es algo que nosotras hacemos en Mabel Big&Beauty: damos una tabla de tallas con todas las medidas de pecho, cintura y cadera que corresponde a cada talla, con tallas desde la 40 a la 70. Queremos clientas satisfechas y que confíen en nosotros y en la calidad de nuestro producto. Al final, Mabel Big&Beauty está formado por mujeres como tú y sabemos cómo nos sentimos 🙂

5 secretos a la hora de elegir un buen pijama

Cómo dormimos marca el comienzo de la mañana siguiente, y afecta a cómo nos sentimos en  todo el día. Es muy importante dormir bien para nuestro ánimo. Si dormimos mal porque el pijama no nos mantiene la temperatura o nos incordia, o tenemos demasiado calor nos levantaremos con el pie izquierdo y afectará a nuestro día. Seguramente no daremos todo lo que podemos porque estaremos cansadas.

Es por esto que un buen pijama juega un papel esencial en nuestras vidas. No se puede elegir un pijama a la ligera. Hay que tener en cuenta diversos factores para que la elección nos dé resultados positivos a la hora de descansar.

Los 5 secretos para no fallar a la hora de elegir un pijama son la comodidad, la textura, la guía de tallas cerrada, lo abrigados o frescos que son, y el material.

La comodidad del pijama es algo subjetivo y depende de cada una y sus gustos. Lo primero que hay que tener claro es si eres de pijama o de camisón. Una vez elegido saber si prefieres dormir con manga larga o corta; si prefieres pantalones largos, medios o cortos; la largura del camisón… todos estos factores son una elección personal porque hay personas que se sienten agobiadas con pantalones largos mientras que otras no pueden dormir son ellos.

Dentro de la comodidad puede ir también el tipo de material. Hay gente que por la delicadeza de su piel y para que no le pique al dormir solo puede comprar pijamas de algodón. El tipo de material varía dependiendo del gusto de las personas, pero hay algunos materiales que son más abrigados y otros que son más frescos. Por ejemplo en invierno un pijama de franela calienta más que uno de algodón, mientras que en verano uno de seda ayuda más a no acalorarse.

Es muy importante tener pijama de invierno y de verano. Si queremos dormir bien tenemos que adecuarnos a la temperatura de la temporada. A nadie le gusta despertarse por el frío o por el calor a mitad de la noche. Tenemos que valorar lo calientes o fríos que son si queremos dormir bien.

A la hora de elegir la talla del pijama hay que pensar que muchas nos movemos continuamente cuando dormimos y necesitamos que nos vaya perfecto o suelto para no despertarnos sintiendo que nos aprieta por algún lado. Tener acceso a una guía de tallas cerrada nos ayuda en la elección.

Muchas veces no se tiene en cuenta la textura del pijama, pero es crucial para dormir a gusto. Si el roce de la tela con tu piel te da dentera no vas a dormir en toda la noche. Si no te gusta el roce de la franela y te lo compras porque sabes que es abrigado seguirás sin dormir bien. Estos 5 factores no son independientes, hay que tener en cuenta los 5 a la vez y elegir lo que más te convenga.

Prendas que sientan bien a las chicas curvy

Todas las mujeres lucimos increíbles independientemente de la talla que llevemos. Lo que es cierto es que dependiendo del cuerpo que tengamos nos sientan mejor unas prendas que otras. Ante todo hay que tener claro que la actitud que tenemos con nuestro cuerpo se ve reflejada en nuestra manera de vestirnos y de lucir la ropa.  

Muchas veces se nos intentan imponer una serie de normas a las mujeres curvy. No hay que dejarse llevar por esos clichés creados por nuevas modas. Tenemos que sentirnos seguras de nuestras curvas y dejarnos llevar. Hoy vamos  a romper algunas de estas reglas.

Desde que el mono se puso de moda se ha dicho que nosotras no podemos llevarlo, pero no. Es una prenda muy fresca para el verano y muy cómoda para el invierno. Nos favorece mucho, y si es en escote de uve, con alguna raya vertical, y ajustado por la cintura, mejor.

Los maxi dresses son la prenda 10 para todo tipo de mujer, no queda mal a nadie. En tiempos se dijo que no favorecía  a las que son de menos altura, Camila Cabello lo desmintió. A las mujeres curvy nos queda de maravilla y resalta nuestras curvas. No debe faltar en un armario, es imprescindible. Además de frescos en verano son elegantes y estilosos. Dependiendo del modelo se pueden llevar a la playa, a la calle, a celebraciones…

Si eres más de pantalón los de talle alto son la mejor elección. Destacan nuestras curvas y nos moldean. La mejor compañía para estos pantalones es un body. También se dijo que un body era algo imposible para nosotras, pero lo que hacen es embellecer y dar forma de manera natural a nuestro cuerpo. Las reglas están para romperlas. Un body nos favorece, y mucho. Lo bueno de ellos es que hay de tantos estilos y colores que se pueden usar para todo tipo de ocasiones, y en todas ellas estaremos espectaculares.

Los vestidos nos sientan de maravilla, y para dormir también tenemos que estar guapas. Tenemos que sentirnos bien hasta cuándo vamos a la cama, y para ello la prenda esencial es el camisón. Los hay de diferentes estilos, y a parted e ser muy cómodos vamos  guapas a dormir.

Por lo tanto estas 5 prendas son las 5 seleccionadas como imprescindibles en nuestro armario. Para el día y para la noche, para la calle y para fiestas. En todos los momentos estaremos increíbles y destacaremos esas curvas que nos llenan de tanto orgullo.

¿Pijama o camisón? ¿Cuál es la mejor prenda para dormir?

 

Cuando dormimos cargamos con el peso de un día de duro trabajo y de vez en cuando algunas preocupaciones que necesitamos sacar de nuestra cabeza para dormir bien. Es imposible pasar una buena noche si no estamos cómodas. Esta es la misión del pijama y el camisón: facilitarnos el descanso.

Todas sabemos que uno de los mayores placeres de la vida es llegar a casa y ponerte la ropa de dormir. Esto es porque aparte de darnos gran movilidad nos envía el mensaje de que nos podemos relajar. Es normal que marcas de moda de calle intenten imitar el modelo pijama para salir de casa, pero no funciona así. Se trata de algo más complejo, no es solamente una cuestión de estética. Todo gira en torno al mensaje de relax que recibimos al ponernos el pijama o camisón.

Una vez explicada su tarea fundamental vamos a hablar de estas 2 prendas. El primer punto a destacar es que todas somos diferentes cuando llega la hora de ir al a cama. A unas les gusta dormir en el lado derecho, a otras en el izquierdo; a unas les gustan las almohadas muy rellenas a otras muy finas; hay quienes prefieren el pijama y las hay que prefieren camisón… Seas de una prenda u otra todas le damos gran importancia al buen descanso.

El segundo punto es la diferencia básica entre uno y otro: el pijama está formado por parte de arriba y parte de abajo. El camisón consiste en una parte de arriba larga, un vestido para dormir. Dejadas claras las diferencias vamos a intentar descubrir cual creemos que es preferible y en consecuencia cuál de estas dos prendas nos haría dormir mejor.

El pijama en invierno nos ayuda a subir la temperatura corporal, a veces demasiado. Hay veces que la sube, en exceso, provocando que nos despertemos entre sudores. En verano sin embargo nos ayuda a mantener la temperatura ideal con unos shorts o bermudas que nos facilitan mucho las cosas.

Existe una confusión acerca de a qué altura se debe llevar el pantalón del pijama. Esto hace que en una misma casa la madre lleve el pantalón por el ombligo, la hermana por las caderas y la pequeña a una altura intermedia. Cada una lo lleva según le parece más cómodo.

Sin embargo el camisón en invierno nos calienta y nos mantiene la temperatura durante toda la noche. Consigue que no nos helemos de frío. En verano resulta mucho más fresco que un pijama y si tienes calor te lo subes y problema resuelto. A hechos prácticos las embarazadas lo saben, para dormir bien es mejor el camisón, mucho más cómodo y nos facilita las maniobras. Nos da libertad.

El camisón como prenda estrella en el momento de tu descanso

El momento del descanso es muy importante para todas. Después de lo que probablemente haya sido un día ajetreado de estudio, trabajo y de ir de aquí para allá solo nos apetece que la hora a la que nos vamos a la cama sea lo más plácida y cómoda posible. Por tanto debes de tener claro que no vale cualquier cosa, ni cualquier prensa para tu descanso.

Fuera quedan camisetas anchas y de estar por casa o pijamas anticuados y reutilizados durante años y años, ya que hay que convertir el momento del descanso en un instante mágico y confortable. El ir elegante, sensual y a la última, debes de tener en cuenta que no solo es para salir a la calle, sino que debes de mantenerlo a lo largo de todo el día. ¡Lo primero siempre es cuidarse a una misma y sentirse bien!

Sabemos que por lo general lo más usado suelen ser los pijamas de pantalón y camiseta, ya que es la prensa básica y de éxito más empleada por todas. Sin embargo, hay otra opción que en muchas ocasiones pasamos por alto y no debería ser así, que es el camisón. Con esta prenda te sentirás totalmente distinta en tu descanso, y sobre todo te verás mucho más guapa, equiparable a cuando te preparas para un evento especial y te pones un vestido de fiesta. El hecho se usar el camisón hará que el momento de ir a la cama sea más especial que nunca, y que te sientas más mujer ya duermas sola o acompañada. Son ideales para marcar figura dando libertad a todos tus movimientos.

Con esta prenda al igual que ocurre con los pijamas, la tendrás disponible en todo tipo de variedades según tus gustos y necesidades. Los más comunes suelen ser de tirante fino y con una gran diversidad de diseños. Así pues están disponibles más largos o cortos, con la espalda más abierta o cerrada, y también los puedes encontrar con terminados de encajes y volantes, o simplemente liso. En cuanto al tejido lo más usados suelen ser de raso, satén, viscosa o microfibra. La seda siempre será material especial y estrella que te hará sentir más cómoda y segura. ¡Tenlo en cuenta antes de tu compra!

En definitiva, tanto si tienes que dormir en tu casa como fuera, el camisón se puede decir que será tu prenda de honor. Si además la unes con otros elementos adicionales como puede ser una bata del mismo tejido y color y unas pantuflas en la misma tonalidad, puedes tener claro que siempre irás a la última y serás el centro de atención. También es importante que sepas que en paralelo con esta prenda, se encuentran los kimonos. Éstos son menos sonados, pero es otra prensa que cada vez se va llevando más. Lo importante siempre es tener estilo, y con esta elección te podemos garantizar que lo tendrás. No dudes en ampliar tu armario y cogerte aquel que más te guste. ¡No te arrepentirás!

Tratamientos para tu cabello en tus horas de descanso

Pocas unimos el cuidado del cabello con la hora de nuestro descanso. Por regla general siempre tendemos a preocuparnos por nuestro pelo a lo largo del día. Todas o casi todas optareis por ir a la última desde por la mañana con vuestros peinados, usando el secador o la plancha para el alisado, u optando por las famosas ondas de agua. Sin embargo esta idea se nos olvida cuando nos ponemos nuestro pijama mujer y nos disponemos a prepararnos para acostarnos.

Es cierto que durante el día es cuando más se debilita el pelo por muchos factores, ya sean climatológicos o simplemente por los aparatos que usamos sobre él. Concretamente el frío extremo y calor sofocante son dos elementos que no beneficiarán en nada a nuestro cabello, por lo que hay que emplear técnicas de nutrición y reparación para intentar que permanezca lo más intacto y sano posible. Todos los tratamientos y técnicas para tu pelo nocturnas harán que el proceso de regeneración sea mucho más rápido. Al igual que usamos cremas para la cara o vaselinas para los labios, el pelo también necesita de nutrientes en la jornada nocturna.

Estos tratamientos los puedes preparar en casa de forma natural. Como ejemplo tienes la famosa mascarilla compuesta de coco y aguacate. Con tu cabello húmedo con agua templada con tan solo unas gotas de la misma, dos horas antes de dormir notarás la diferencia. Otro de los productos naturales es el exfoliante compuesto de azúcar moreno, aceite de oliva y extracto de vainilla. Mediante masajes en la cabeza, podrás aplicártelo unas horas antes de acostarte. Si por el contrario te decantas por productos artificiales, el más usado y sonado es el famoso serum. No obstante, también podrás realizarlo tú con vinagre, agua y atomizador.

En este punto te preguntarás cuales son los beneficios que tendrá tu pelo con estos tratamientos. Los cuales te explicamos a continuación:

Reparación de daños

Lo primero que debes de tener en cuenta es que todos estos tratamientos que normalmente se aplican en forma de exfoliante o mascarilla intentarán repararte los daños más significativos que tiene tu cabello. Gracias a este primer remedio lucharás contra el pelo dañado, puntas abiertas o concretamente contra la caída del cabello. No olvides nunca acostarte con el pelo húmedo, solo hará que el tratamiento no actúe adecuadamente.

Actuación rápida de los tratamientos

El hecho de que te apliques todos los productos nutritivos a tu cabello antes de dormir supone que tu pelo se beneficie de ellos durante todas tus horas de descanso. Antes de su aplicación no olvides tener el pelo totalmente desenredado. Todo este proceso será mucho más eficaz que dándotelo durante el día. ¡Te lo garantizamos!

Adiós a las impurezas

Otra de las cosas que debes de realizar en tu pelo es la de eliminar todas las impurezas que ha adquirido durante el día. Todas ellas se quitarán gracias a estos tratamientos, que supondrán que tu cabello quede totalmente limpio. ¡Súper importante!

Te ahorra tiempo

Sabemos que tu rutina diaria probablemente sea ajetreada y pondrás la excusa de que no tienes tiempo para realizar un cuidado exhaustivo de tu pelo. Con estas técnicas no tendrás ya este problema, el tiempo empleado es el de tu descanso.

Facilidades de la vida moderna, las compras online

Lo que tiene la vida moderna es que el poco tiempo libre que tenemos lo utilicemos de verdad para el ocio y el entretenimiento. Obligaciones laborales, limitaciones en el transporte o problemas tecnológicos son, entre otras, barreras que se empeñan en existir para que nuestra vida moderna se vea forzada a la amortización del tiempo. Tender a la multifunción constante es vida moderna, aprovecharse de las nuevas tecnologías también es vida moderna. Por eso, poder hacer cualquier tipo de compra sin movernos de casa o la oficina es más la vida moderna que nunca.

No estamos para perder el tiempo dando vueltas por el supermercado para hacer la compra de la semana, entramos al super online y vamos eligiendo: leche, café, verdura, pescado fresco… tenemos de todo. Si necesitamos renovar nuestro armario, ningún problema, encontrarás el pijama de mujer tallas grandes que buscabas o ese vestido para la boda del verano que tanto te gusta; ¿no te apetece hacer la cena? Pídela por internet. Que tienes que hacer un regalo a tu sobrino, entras en tu tienda habitual de multimedia y pides la Play 4 con el último videojuego. Todo esto sin moverte de tu sillón y encima, te lo llevan a casa.

Y es que las compras por internet nos han facilitado la vida -moderna-, las tiendas online cada vez son más visuales y es más fácil de navegar, elegir y comprar el producto exacto que buscamos. Las formas de pago cada vez son más seguras y tenemos diferentes opciones: con tarjeta, en metálico a la hora de recibir el pedido o fraccionándolo en cantidades más asequibles. Las empresas también se han adaptado totalmente y nos facilitan la devolución y el cambio en caso de necesitarlo.

Más ventajas de realizar las compras online es que puedes comprar las 24 horas del día, que tu trabajo o tus obligaciones familiares no te dejan libre ni un minuto del día, no hay problema, tranquilamente, a las 11 de la noche y desde el sillón de tu casa entras a la web de tu supermercado habitual y pides la compra del mes. Puedes comprar ropa y zapatos, te lo llevan a casa, te lo pruebas y ¡te quedas con lo que te guste! Te ahorras el tráfico, el aparcamiento y las largas colas para pagar.

Claro que no podemos estar seguros y confiar en todas las tiendas online que ocupan la red, por eso, cuando vamos a realizar la compra por primera vez en una web, es imprescindible buscar comentarios de otros usuarios, sus experiencias, la calidad de los productos pedidos y en la entrega. Es preferible no hacer grandes compras la primera vez, una vez confiemos en el servicio que nos han prestado les compraremos lo que necesitemos. Porque ya que estas tiendas online han aparecido para facilitarnos la vida, seamos responsables, hagamos compras seguras, comentemos nuestras experiencias en las zonas de usuarios para que futuros compradores puedan decidirse y disfrutemos de las facilidades de la vida moderna.

Cena ideal para descansar mejor

La cena es una de las comidas que nunca debes saltarte en tu rutina alimenticia diaria. Sin embargo, debes de saber que no todo vale en la última comida del día. Es el espacio donde más que hay medir el tipo de comida y la cantidad que se ingiere. Al ser la comida más próxima al irnos a dormir hay que tener en cuenta que es bueno elegir aquellos alimentos que nos ayuden en nuestro descanso y dejar a un lado aquellos que nos hagan no poder dormir adecuadamente y por tanto que nos cueste más el poder conciliar el sueño. Comidas como el pescado, las verduras o el huevo son de las más recomendables en las cenas, ya que nos ayudarán a que la digestión sea más rápida y saludable. Además, debes tener en cuenta que cuanto antes cenes más tiempo habrá entre este momento y el irte a dormir, por lo que no te irás recién cenada a la cama y tu estomago lo agradecerá. Otra ayuda a tener en cuenta es el no ingerir una gran cantidad de líquidos por la noche, ya que podrás tener retenciones y no harás más que levantarte al baño.

Por estos motivos a continuación te vamos a dar una lista de recomendaciones que es bueno que tengas en cuenta en tus cenas antes de ponerte tu pijama mujer e irte a dormir.

No a los fritos

Es uno de los colectivos más peligrosos que puedes ingerir en las cenas. Tanto los fritos como los precocinados además de ser gravemente perjudicables para la salud y te provoquen coger peso, no son recomendables en las cenas ya que no te favorecerán en el proceso de digestión.

Ojo con el pan

Sabemos que el pan es uno de los imprescindibles como acompañamiento de muchas comidas. No obstante, en las cenas deberías reducirlo al mínimo e incluso no comerlo. Este producto junto con otros como la patata o el plátano no son recomendables en cenas. Pero tranquila, en las demás comidas ¡podrás hacerlo sin problema!

Mejor sin cítricos

Son lo mejor para los desayunos, pero quedan totalmente desaconsejados en las cenas. Te podrán provocar desvelos y que te cueste conciliar el sueño. ¿Lo dejamos mejor para por la mañana no crees?

Azúcar a un lado

Tomar productos ricos en azúcar no son buenos en abundancia en ninguna de las comidas. Sin embargo en las cenas te recomendamos que prescindas de alimentos como puedan ser el albaricoque, el melón o el melocotón entre otros. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Reduce bebidas estimulantes

Hay bebidas muy tentadoras como el café o la coca-cola después de cenar o para acompañar. Sin embargo, debes saber que la cafeína que contienen no te ayudará a la hora del descanso y estarás toda la noche en vela. Opta por comprarlas sin cafeína o directamente por cenar con otra bebida, le mejor siempre el agua.

¿Dormir con calcetines?

A la hora de irse a dormir hay manías aparte de ponerse el pijama mujer que muchas veces las pasamos por alto. El hecho de acostarse con calcetines es uno de los tópicos más comunes a la hora de caracterizar a cada persona en el momento de su descanso. Hay algunas cuya preferencia es la de ponérselos incluso en verano y otras que jamás optarán por ponérselos. La parte de los pies hay que tener en cuenta que es por donde más cuesta que circule la sangre, por lo que siempre tienden a estar más fríos que otras partes del cuerpo, más aún si estamos tumbados o sentados sin movimiento. De aquí viene, que muchas personas recurran a esta prenda para poder equiparar la temperatura del resto del cuerpo con la de los pies. No obstante, debes de tener en cuenta que los calcetines de dormir deben de ser grandes, cómodos y sin gomas que te aprieten, recuerda que es el momento de tu descanso.

Por lo general las personas que optan por dormir sin calcetines, son aquellas que tienen capacidad de mantener su temperatura corporal en todo el cuerpo de una forma constante. Estas personas responden mejor al frio, no solo de los pies sino de todo el cuerpo, por lo que tendrán menos necesidad de tenerse que abrigar. Mientras las personas que duermen con esta prenda son aquellas que por lo general tienen menos resistencia al frío y por lo tanto no mantienen en todas las partes del cuerpo la misma temperatura corporal por su metabolismo.

No obstante, debes saber que el hecho de dormir con o sin calcetines tiene ventajas y desventajas. A continuación te mostramos las más importantes:

Ventajas de dormir con calcetines

Si eres de los que duermes con calcetines es porque probablemente tiendas a tener más frío y por tanto el emplear esta prenda te ayudará a poder dormirte antes. El hecho de usarlos también supondrá que no contraigas infecciones en los pies como pueden ser hongos y que tengas menos sudoración, siempre y cuando el textil de los calcetines sea bueno y de calidad, los mejores siempre son los de algodón.  No olvides siempre cambiarte los calcetines antes de dormir y nunca usar los mismos empleados que has tenido durante el día, ya que además de estar sucios, probablemente tengan acumuladas bacterias.

Desventajas de dormir con calcetines

Dormir sin calcetines supondrá darle a nuestros pies una “mayor libertad”, que la sangre circule mejor y que no se nos hinchen mientras que descansamos. Debes de tener en cuenta que los pies no descansan ni se refrescan de la misma forma que si los dejamos libres a la hora de dormir. Además, como hemos explicado en el apartado anterior si los calcetines no son de calidad los pies podrán sudar y generar mal olor, ya que no se produce correctamente la transpiración necesaria.

Las consecuencias de no desmaquillarse antes de acostarse

Sabemos que antes de ir a dormir hay pocas ganas de hacer cosas por todo el cansancio acumulado del día. Si fuera por nosotras nos pondríamos nuestro pijama mujer y nos iríamos a dormir. Sin embargo, hay un aspecto muy importante que debemos tener en cuenta y seguro que muchas de vosotras no lo realizáis correctamente, quitarte el maquillaje o restos de maquillaje que quedan en tu rostro. Esta acción es fundamental para que la piel de tu cara esté en perfecto estado y los poros puedan respirar. Este es uno de los hábitos fundamentales que deberás de introducir a partir de hoy mismo en tu rutina de noche. A continuación te mostramos las razones fundamentales por las que no debes de dormir con maquillaje:

Sequedad en la piel

Si lo que vamos buscando es un estado radiante de nuestro rostro, quedarnos con el maquillaje sin quitar por las noches no nos ayudará. El no quitar el maquillaje supone que nuestra piel se seque ya que no estará correctamente hidratada. El hecho de que la piel no pueda respirar hace que no genere vitaminas y por tanto que no tengamos nuestro brillo en el rostro característico.

No esperes a la mañana siguiente

Es uno de los hábitos más comunes. No obstante, debes saber que si has dormido con el maquillaje de todo un día será aún más difícil de quitar, ya que probablemente esté corrido y tengas serias dificultes para quitarlo a la primera. Para que puedas realizar esta acción mejor te recomendamos que uses una buena mascarilla de cara y una crema hidratante, y sobre todo intenta ese día no maquillarte. ¡Tu piel te lo agradecerá!

Tu almohada sufre

Parece un efecto colateral, pero el hecho de no quitarte el maquillaje hará que tengas todas las papeletas para manchar tu almohada. Y te garantizamos que el quitar la pintura de cara de la tela no es una tarea fácil, si el maquillaje es permanente. ¡No lo olvides!

Bacterias en tu rostro

Es otro de los motivos por lo que debes de tener siempre en perfecto estado tu cara. Además del maquillaje, acostúmbrate siempre a tener el rostro limpio y sobre todo a lavártelo con agua al acostarte y al levantarte. De esta manera quitarás las posibles bacterias que se han ido acumulando en tu cara a lo largo del día y de la noche.

Ojo con los poros

Como te decíamos al principio del artículo, uno de los motivos principales por los que debes de intentar siempre quitarte el maquillaje antes de acostarte es para no tapar los poros de tu piel. Debes de tener en cuenta que mientras dormimos es cuando nuestra piel se regenera y se nutre, por lo que si no hemos realizado correctamente nuestra rutina nocturna de desmaquillarnos los poros permanecerán cerrados y nuestra piel sufrirá. Las consecuencias de esto son conocidas por muchas de nosotras, nos saldrán puntos negros y el odiado acné. ¿A qué esperas a ponerlo en práctica?