<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=187222891819509&ev=PageView&noscript=1" />

Categoría: Uncategorized (página 1 de 3)

¡Saca partido a tus curvas!

Sofía Vergara, Ashley Graham, Ariel Winter, Christina Hendricks… Las curvas están más de moda que nunca, así que ¿por qué no sacarles todo el partido que merecen?

Hace tiempo que los cuerpos curvilíneos y sin forma pasaron de moda, las mujeres somos cada vez más libres, y no tenemos porqué esconder nuestros preciosos atributos, ni sufrir para estar como sílfides. Si eres de las que siguen escondiendo sus curvas, ¡ha llegado la hora de cambiar! No dejes de leer los trucos que te damos a continuación y prepárate para sacar a pasear tu hermosa figura.

      Ten siempre a mano un cinturón. Cualquier vestido, chaqueta, o pantalón te sentará mejor si le añades un cinturón a la altura de la cintura. Así que hazte ya con un cinturón clásico, uno en color marrón, beige o negro será perfecto, y tenlo siempre a mano. Recuerda destacar tu cintura para marcar aún más tus preciosas curvas.

      Apuesta por looks de un solo color. No importa que sea rojo, negro, a cuadros, a flores, o a rayas. Apuesta por looks de un solo estampado o color, harán que tus curvas destaquen y además alargarán y estilizarán tu figura aportando un plus de estilo.

      Talle alto, una buena idea. El talle alto es perfecto para alargar las piernas  a la vez que marcas cintura y caderas. Si eres alta, no dudes en usar pantalones palazzo de tiro alto. Si por el contrario, eres bajita, apuesta por pantalones rectos o pitillo de tiro alto.

      El pelo, más importante de lo que crees. No es suficiente con escoger el look perfecto para lucir curvas como quieres, también necesitas el peinado perfecto. Si te sientes sexy, lleva la melena suelta pero ¡ojo! Si la tienes larga y cae por encima del escote, ten en cuenta que esto sumará volumen al escote. Si lo que quieres es lucir curvas pero ir más discreta, hazte un moño o recoge el pelo en una coleta, y deja todo el protagonismo a tu cuerpo.

      Los tejidos gruesos son el enemigo. El cashmere, la lana, la pana… puede que todos ellos sean tejidos apetecibles y muy “gustosos”, pero trata de evitarlos en esos look que quieras marcar tus curvas, porque sumarán centímetros de más, porque ensancharán tu cuerpo y porque, aunque estés súper delgada, no suelen resultar favorecedores en looks ajustados.

      Cuidado con las transparencias. Las transparencias tienen mucho peligro, hay que saber usarlas. Cuando marcamos curvas, queremos vernos sexis y elegantes, así que usa telas transparentes de una manera comedida.

Recuerda, lo más importante a la hora de lucir curvas es la actitud. Piensa en Sofía Vergara, gran parte de su maravillosa forma de lucir curvas se debe a su actitud, a su manera de caminar, de sonreír y de verse a sí misma como una mujer preciosa. Tú también eres preciosa, créenos, así que saca a lucir tus curvas con toda la seguridad del mundo, porque eso hará que te veas fabulosa, y si tú te ves fabulosa, los demás también lo harán.

Imágenes por orden de aparición:  Las TerrazasCallie Thorpe, Penningtons

¿Quieres empezar a hacer deporte? Aquí van algunos trucos.

Con la llegada de la primavera y del buen tiempo, a muchas de nosotras comienza a picarnos el gusanillo del deporte. Hay varios motivos que nos llevan a ello: sentirnos mejor con nosotras mismas, mejorar nuestra salud o simplemente, por qué no decirlo, perder algún kilo que otro antes de la llegada del verano.

A veces, el principal problema que frena este maravilloso propósito es el de no saber muy bien por dónde empezar: ¿será bueno que empiece por correr?, ¿voy al gym aunque no tenga ni idea de cómo usar las máquinas?, ¿y si me apunto a clases de pilates?, ¿por cuántos días a la semana debería comenzar? Muchas de estas dudas que nos hacen vacilar en nuestro propósito al principio hacen que, al final, no hagamos nada.

Así que… ¡basta ya! Deja las excusas y dudas a un lado y comienza a sudar la camiseta, tu mente y cuerpo te lo agradecerán y tú te sentirás mejor que nunca cuando te demuestres a ti misma todo lo que eres capaz de hacer.

¿Por dónde empiezo?

      Lo primero primerísimo que tienes que hacer es encontrar la actividad que mejor se adapta a ti, a tu forma de ser y a tus gustos. La motivación lo es todo a la hora de hacer deporte, así que si quieres triunfar en tu propósito, antes de nada encuentra un deporte que te motive y no te cueste llevar a cabo.

      No pretendas empezar por hacer ejercicio 6 días a la semana, porque lo más seguro es que el fracaso sea estrepitoso. Comienza por hacer deporte 2 días a la semana durante un mes. Luego, sube a tres días y continúa así durante otros 3 meses. Si después de ese tiempo no fallas nunca, entonces puedes aumentar días ¡pero nunca olvides que el descanso es igual de importante que el entreno!

      La alimentación es la base de cualquier deporte y deportista. Recuerda que si quieres empezar a hacer deporte, primero tienes que empezar a comer bien. Zamparte una pizza o un pincho con un refresco o una caña no te ayudará a tener más ganas, sino todo lo contrario.

      El que tiene un amigo, tiene un tesoro y una gran ayuda en el deporte. Si tienes la suerte de poder empezar a practicar deporte en compañía, da gracias y aprovecha la oportunidad. Quedar con alguien hará que te veas más obligada a seguir con tu objetivo esos días en los que te visita la desgana y la desidia.

      Lleva un diario de metas u objetivos, hazte fotos y apunta tus logros. A veces, después de un par de meses de haber hecho las cosas bien nos desmotivamos porque creemos que no hay resultados ¡pero es mentira! Si tu objetivo es perder peso, hazte una foto antes y después de los dos meses ¡verás la diferencia y te ayudará a seguir! Si lo que quieres es convertirte en toda una runner, descarga una app y observa como cada mes vas sumando kilómetros. Apunta tus logros y tenlos siempre presente.

      Nunca olvides lo más importante: aunque parezca irónico, los peores días siempre son los mejores para hacer deporte. Bien sea porque has tenido un día duro, porque te ha bajado la regla o porque, simplemente, no tienes ganas de nada. Los días que menos te apetece practicar deporte son los mejores para hacerlo. Son los que más te harán avanzar, los que conseguirán que tu mente se haga más fuerte y los que te demostrarán que tú puedes con todo y más.

      El último consejo, y uno de los más importantes, es que creas en ti misma. Ten fe en que puedes lograr todo lo que te propongas. Olvídate de lo que diga la gente y céntrate en lo que quieres lograr. Si haces esto, lo demás será pan comido ¡arriba ese girl power!

Y ahora que ya sabes lo que tienes que hacer… ¿a qué esperas? Empieza a echar un ojo a todas las opciones que tienes en tu ciudad, mira los horarios de las actividades que más te llaman la atención y ¡a por ello!

Cómo mantener el estrés a raya

Uno de los grandes males de la actualidad es uno que, desgraciadamente, nos afecta más de lo que quisiéramos y que no siempre identificamos a tiempo. Hablamos del temido estrés, que puede tener efectos indeseados en nuestra salud y repercutir en nuestro estado de ánimo tanto en el día a día como de manera permanente.

Y, a pesar de ser un mal muy extendido, no siempre somos capaces de identificarlo de manera correcta y puede conllevar muchos quebraderos de cabeza, tanto en nosotros como en nuestros allegados, por lo que nunca está de más tomar la iniciativa para intentar combatirlo de la mejor manera.

Conocerse a uno mismo, el mejor inicio

Cómo en la mayoría de los casos, conocerse a uno mismo es una cualidad que nos ayudará mucho para saber distinguir si algo no anda bien. Si ya sabemos que somos personas que se alteran por las mañanas y nos cuesta coger el ritmo hasta el segundo café, está claro que no debería sorprendernos que nos pase cada día… simplemente somos ese tipo de personas a las que les cuesta despertar! Aceptarnos a unos mismos, con lo bueno y con lo malo, nos ayudará a enfrentarnos a casi todo de mejor manera.

En cambio, si vemos que estamos cada vez más nerviosos, si nos enfrentamos a los problemas con asiduidad, si nos cuesta dormir cada vez más,… y todo ello sin sentido o justificación aparente… está claro que algo no anda bien! No necesariamente tenemos que sufrir estrés pero sí que es un claro síntoma de que algo no funciona y a lo mejor podemos hacer algo para solucionarlo.

Los pequeños detalles con grandes resultados

Cualquier persona que te quiera te recomendará siempre lo mismo… que tengas un estilo de vida tranquilo y equilibrado. Pero claro, eso realmente ya lo sabías y no es que sirva de mucho. A veces, la mejor manera de enfrentarse a un problema es no tratarlo como un ente enorme sino como pequeños monstruitos que fácilmente pueden ser derrotados. Esa línea de pensamiento nos puede llevar a prestar cada vez más atención a los pequeños detalles, que son los que verdaderamente nos hacen vivir plenamente.

Puede ser compartiendo un momento con tu pareja, o con tu hijo pequeño, realizar una acción que sepamos que nos hace feliz y que haga tiempo que no hayamos realizado,…. hay muchas cosas que podemos hacer que representan muy poco tiempo pero que nos permiten hacer un click del estrés diario y que nuestra mente se despeje un poco. Seguro que pensamos que una pequeña acción no es suficiente para combatir al omnipotente estrés, pero cómo hemos dicho, poco a poco vamos trabajando para combatir el estrés y son pequeños momentos que nos hacen sentir vivo y a los que podamos recurrir en los peores momentos.

Aunque, a lo mejor, somos personas que nos deleitamos más con un baño relajante a la luz de las velas disfrutando de la última novela negra en el mercado. En ese caso, nada mejor que darse un baño caliente y después ponerte tu pijama favorito, como los que podemos ver en Mabel Intima, con una taza de chocolate caliente. Pequeños detalles que nos devuelven a nuestro mundo y permiten que nos alejemos de los problemas del día a día. Porque, a pesar de no desaparecer, siempre nos enfrentaremos a ellos de otra manera y con las pilas cargadas para poder con todo.

Cómo comprar ropa de tallas grandes en internet

Día a día vamos incorporando las compras online con perfecta naturalidad. Pasito a pasito, los beneficios de la compra por Internet nos han ido conquistando y ya no únicamente en artículos del hogar, decoración, gadgets o cualquier fruslería, sino que hemos ido incorporando la compra de ropa y moda por Internet como si lo hubiéramos hecho toda la vida. El reducido precio, las ofertas puntuales, el infinito catálogo y el acceso a golpe de click de casi cualquier ítem son unos de los muchos beneficios de esta práctica.

Desafortunadamente, uno de los problemas más comentados entre los que compran moda online (y uno de sus mayores temores) es no acertar con la talla. Y, ciertamente, puede ser un verdadero dolor de cabeza porque esa maravillosa prenda que imaginábamos como un guante sobre nuestra piel se torna en una decepción al ver que ni siquiera nos entra o cuelga por todas partes. Afortunadamente hay muchas maneras de acertar con la talla perfecta para nuestra silueta y nunca equivocarse.

Ante todo, bien equipadas e informadas

Cómo en cualquier proceso, no hay nada mejor que estar preparada para todo antes de empezar… Internet es enorme e increíblemente heterogéneo pero nada que no pueda ser controlado! Equipada con una cinta métrica, lo primero debería ser tomarse las medidas de pecho, cintura y cadera (por mucho que a veces nos duela!) porque, como bien sabemos, las tallas no siempre son iguales y una talla 44 puede tanto venirnos estrecha como enorme. La confección es tan diferente que no siempre podemos acudir a nuestra guía de tallas al uso, sino que es mejor tomar medidas que reflejen de manera real nuestro cuerpo y si la prenda nos quedará bien o no.

Además, las diferencias entre los tallajes europeos, americanos y asiáticos son tremendas. Cualquiera que se haya pedido ropa online sabe que una talla L no es lo mismo en Francia, EEUU o China. Hay que tenerlo en cuenta porque las diferencias son enormes y la mayoría de webs utilizan las medidas como referencia real del tallaje. Claro que, no siempre existe esa posibilidad aunque en las webs fiables como Mabel Intima ofrecen esa información en cada prenda que podamos comprar. Aquí es cuando podemos valorar la calidad de una tienda online y su servicio de atención al cliente.

Buscar y comparar, imprescindible

Una vez habiendo elegida la prenda que queremos y ya con las medidas exactas… tenemos que investigar un poco más para saber exactamente cómo es y si se ajusta a lo que queremos. La mayoría de las tiendas de ropa online tienen una sección de comentarios que deberíamos revisar, primero para saber si la gente está contenta en general con el artículo y después para saber si hay algún comentario sobre el tallaje y si se ajusta a lo prometido.

Además, algunas webs como Amazon, tienen un pequeño apartado en el que los usuarios valoran el tallaje de la ropa y si es real según lo que se explica. Y si la prenda no estuviera en nuestra tienda de referencia, siempre podemos acudir a otra tienda con el mismo modela que sí que tenga comentarios sobre ella.

Todos son pequeños trucos para acertar en la búsqueda y elección de nuestra prenda perfecta y perderle el miedo a la compra online que tan extendida está en estos días.

 

 

 

Tips para sobrevivir el invierno

 

Como el que no quiere la cosa, las apacibles tardes de veranito, con la arena a nuestros pies y un refrescante cocktail en nuestra mano… han quedado atrás en el tiempo. Han venido a ser sustituidas por lluvias torrenciales, atascos varios por doquier y la desasosegante sensación de no saber si acertaremos con nuestro outfit por la mañana. El sol mañanero no te indica el tiempo que hará por la tarde y si tendrás que volver a casa calada hasta los huesos.

Cierto, las lluvias ya son de por sí bastante intimidantes, pero lo peor es que son indicativo de lo que nos viene en el futuro: el invierno! Ola de frío, granizada, nieve, días cortos y noches largas,… todo suena perfectamente amenazante con lo relajadas que nos veíamos en la playa dos semanas antes. No hay problema, ya pasamos por el invierno antes y volveremos a pasarlo ahora… y si podemos, sacándole el mejor partido posible. Veamos unos tips para poder sobrevivir al invierno este año.

Antes que nada, cambio de armario

No hay que hacerse trampas al solitario, por mucho que nos de una tremenda pereza, hay que volver a cambiar entre la ropa de verano y la de invierno a la voz de ya. Ese veranito de San Miguel nos ha querido dar esperanzas de que el verano se alargaba eternamente, pero no se puede evitar lo inevitable; el invierno se acerca y en nuestro armario no tenemos ni una simple chaquetilla.

Ya sea que hayamos podido colocar nuestra ropa en armarios ajenos (padres, familia…) o que tengamos que recuperarla de un trastero o altillo, el proceso es el mismo. Si hemos sido previsoras ya hicimos el primer filtro no guardando toda la ropa que teníamos y descartando esas prendas que ya hacía más de un año que no nos ponemos. Si no lo hemos hecho, mejor hacerlo con el cambio de armario. El espacio es uno de los bienes más preciados que tenemos y no es oportuno desperdiciarlo con sueños que no llevan a ninguna parte. Hay que ser realista; lo que vale, va al armario, lo que no, va fuera.

¿Qué me pongo este invierno?

La eterna pregunta de fácil respuesta; lo que haga que te sientas cómoda y te veas bien. Cierto que siempre es bueno seguir las tendencias que dictan los colores que van a marcar las directrices de temporada y si este año se van a llevar más los estampados animales y retro en tejidos como la pana (acierto!) o las prendas entalladas (error!). Lo verdaderamente importante es que no perdamos la perspectiva funcional de la ropa como elemento protector del gran enemigo: el frío. Seguro que podemos reutilizar ese jersey tan abrigadito que tenemos desde hace eones y que sabemos que nos queda perfectamente bien y con el que hemos pasado las mil y una, y sin necesidad de buscar si es tendencia o no, lo es para nosotras y ya es suficiente.

El invierno comienza en casa

Y sí que hablamos del frío y de todas las dificultades que pasamos durante el día para evitar las oleadas de viento y lluvia. Pero una de las mejores cosas del invierno es cuando llegamos a casita, encendemos la estufa, nos ponemos nuestro pijama preferido y nos acurrucamos en el sofá con esa sensación de poder sobre las condiciones meteorológicas, que dentro de nuestro espacio nadie nos puede tocar.

Desde Mabel íntima podemos acceder a nuevos modelos de pijama que mejor se ajusten a lo que queremos y con los que nos sentiremos pequeñas reinas en cualquier día desapacible. Simplemente nos faltará nuestro chocolate caliente para olvidarnos de todo por un momento que, ojalá fuera eterno.

Tendencias para el próximo otoño-invierno 2018

El mundo está cambiando a pasos agigantados y cada vez hay menos cosas de las que nos podamos fiar. En el pasado nos podíamos guiar por la llegada del frío y la caída de las hojas de los árboles o la recogida de la uva como inicio de la temporada otoñal a nuestras vidas. Hoy en día ya no podemos confiar en los plazos tradicionales para saber cuando cambiar nuestro armario, así que tenemos que estar preparadas para lo inesperado. Y eso pasa por comenzar a investigar las nuevas tendencias para este otoño-invierno que vamos a ver en todas las tiendas de moda y que coronarán nuestro vestidor.

También podemos evitar cualquier tentación y subsistir a base de fondo de armario y de combinaciones con la que nos sintamos cómodas. Pero, siempre es mejor aprovecharse de las características específicas para conseguir piezas que pueden llegar a convertirse en imprescindibles y que difícilmente serán fácilmente accesibles en el futuro. Siempre es bueno conocer las novedades que nos brinda el mercado y adaptarlas a nuestro estilo personal.

La tendencia está en los colores

Aunque en cada nueva temporada nos centramos casi exclusivamente en los atrevidos outfits, las extravagancias, las vueltas a lo clásico y los novedosos diseños, lo cierto es que seguramente deberíamos centrar nuestra atención en lo verdaderamente importante: los colores que dominarán el mercado. Sí, los colores, porque estos sí que los veremos en las tiendas más conocidas y en nuestras prendas de referencia, inundando con una nueva paleta de colores nuestras vidas.

Cómo siempre, hay tendencias para cada persona, desde las más atrevidas hasta las más clásicas, y hay infinidad de maneras de integrar estos nuevos colores a nuestras prendas. En algunas ocasiones será con accesorios monocromo, y en otras con alguna variedad de los mismos con infinidad de posibilidades.

Hablando directamente de las tendencias que nos esperan, veremos una paleta de colores que van desde lo más tradicional a lo más novedoso. Predominará el color borgoña en diferentes tonalidades, fácil de combinar y con un estilo más sobrio y elegante. Además también podremos percibir que vuelven los tonos rojos pero más centrados en su fuerza y viveza. Un rojo intenso que nos hará destacar y que amplía su incidencia desde los looks de verano hasta tiempos más fríos.

A medio camino entre la sencillez y la extravagancia nos sorprenderá la aparición de un color naranja pálido que se aleja del flúor que vimos las pasadas temporadas. Un color que no es favorecedor para todas las fisonomías pero que puede hacernos destacar excelsamente.

En el espectro de la extravagancia nos conquistarán colores muy vivos como el violeta y el amarillo de tonalidad más fuerte, opciones que seguramente no imaginemos hasta que alguna prenda nos conquiste y obtenga el puesto en nuestro ropero.

De las pasarelas a casa

Evidentemente, todas estas propuestas se han mostrado en las mejores pasarelas del mundo pero no llegarán de la misma forma a nuestras tiendas de referencia. Aún así, podremos observar que los nuevos catálogos introducen estos nuevos colores y los integran en sus prendas más demandadas. Seguro que podremos verlo, por ejemplo, en el nuevo catálogo de Mabel Íntima, principalmente en su selección de camisones, pijamas y batas, que demuestran que no necesariamente es incompatible poseer una prenda del día a día que cumpla con las tendencias de la moda actual.

Sea como sea, nunca tenemos que olvidar que las tendencias de este Otoño-Invierno 2018 no pueden marcar en exclusiva nuestro outfit y que, mediante el conocimiento de las prendas que nos favorecen o con las que nos sentimos más cómodas, seguro que elegiremos con sabiduría la compra de nuestro nuevo vestuario de otoño, llueva o no.

El camisón como prenda estrella en el momento de tu descanso

El momento del descanso es muy importante para todas. Después de lo que probablemente haya sido un día ajetreado de estudio, trabajo y de ir de aquí para allá solo nos apetece que la hora a la que nos vamos a la cama sea lo más plácida y cómoda posible. Por tanto debes de tener claro que no vale cualquier cosa, ni cualquier prensa para tu descanso.

Fuera quedan camisetas anchas y de estar por casa o pijamas anticuados y reutilizados durante años y años, ya que hay que convertir el momento del descanso en un instante mágico y confortable. El ir elegante, sensual y a la última, debes de tener en cuenta que no solo es para salir a la calle, sino que debes de mantenerlo a lo largo de todo el día. ¡Lo primero siempre es cuidarse a una misma y sentirse bien!

Sabemos que por lo general lo más usado suelen ser los pijamas de pantalón y camiseta, ya que es la prensa básica y de éxito más empleada por todas. Sin embargo, hay otra opción que en muchas ocasiones pasamos por alto y no debería ser así, que es el camisón. Con esta prenda te sentirás totalmente distinta en tu descanso, y sobre todo te verás mucho más guapa, equiparable a cuando te preparas para un evento especial y te pones un vestido de fiesta. El hecho se usar el camisón hará que el momento de ir a la cama sea más especial que nunca, y que te sientas más mujer ya duermas sola o acompañada. Son ideales para marcar figura dando libertad a todos tus movimientos.

Con esta prenda al igual que ocurre con los pijamas, la tendrás disponible en todo tipo de variedades según tus gustos y necesidades. Los más comunes suelen ser de tirante fino y con una gran diversidad de diseños. Así pues están disponibles más largos o cortos, con la espalda más abierta o cerrada, y también los puedes encontrar con terminados de encajes y volantes, o simplemente liso. En cuanto al tejido lo más usados suelen ser de raso, satén, viscosa o microfibra. La seda siempre será material especial y estrella que te hará sentir más cómoda y segura. ¡Tenlo en cuenta antes de tu compra!

En definitiva, tanto si tienes que dormir en tu casa como fuera, el camisón se puede decir que será tu prenda de honor. Si además la unes con otros elementos adicionales como puede ser una bata del mismo tejido y color y unas pantuflas en la misma tonalidad, puedes tener claro que siempre irás a la última y serás el centro de atención. También es importante que sepas que en paralelo con esta prenda, se encuentran los kimonos. Éstos son menos sonados, pero es otra prensa que cada vez se va llevando más. Lo importante siempre es tener estilo, y con esta elección te podemos garantizar que lo tendrás. No dudes en ampliar tu armario y cogerte aquel que más te guste. ¡No te arrepentirás!

Tratamientos para tu cabello en tus horas de descanso

Pocas unimos el cuidado del cabello con la hora de nuestro descanso. Por regla general siempre tendemos a preocuparnos por nuestro pelo a lo largo del día. Todas o casi todas optareis por ir a la última desde por la mañana con vuestros peinados, usando el secador o la plancha para el alisado, u optando por las famosas ondas de agua. Sin embargo esta idea se nos olvida cuando nos ponemos nuestro pijama mujer y nos disponemos a prepararnos para acostarnos.

Es cierto que durante el día es cuando más se debilita el pelo por muchos factores, ya sean climatológicos o simplemente por los aparatos que usamos sobre él. Concretamente el frío extremo y calor sofocante son dos elementos que no beneficiarán en nada a nuestro cabello, por lo que hay que emplear técnicas de nutrición y reparación para intentar que permanezca lo más intacto y sano posible. Todos los tratamientos y técnicas para tu pelo nocturnas harán que el proceso de regeneración sea mucho más rápido. Al igual que usamos cremas para la cara o vaselinas para los labios, el pelo también necesita de nutrientes en la jornada nocturna.

Estos tratamientos los puedes preparar en casa de forma natural. Como ejemplo tienes la famosa mascarilla compuesta de coco y aguacate. Con tu cabello húmedo con agua templada con tan solo unas gotas de la misma, dos horas antes de dormir notarás la diferencia. Otro de los productos naturales es el exfoliante compuesto de azúcar moreno, aceite de oliva y extracto de vainilla. Mediante masajes en la cabeza, podrás aplicártelo unas horas antes de acostarte. Si por el contrario te decantas por productos artificiales, el más usado y sonado es el famoso serum. No obstante, también podrás realizarlo tú con vinagre, agua y atomizador.

En este punto te preguntarás cuales son los beneficios que tendrá tu pelo con estos tratamientos. Los cuales te explicamos a continuación:

Reparación de daños

Lo primero que debes de tener en cuenta es que todos estos tratamientos que normalmente se aplican en forma de exfoliante o mascarilla intentarán repararte los daños más significativos que tiene tu cabello. Gracias a este primer remedio lucharás contra el pelo dañado, puntas abiertas o concretamente contra la caída del cabello. No olvides nunca acostarte con el pelo húmedo, solo hará que el tratamiento no actúe adecuadamente.

Actuación rápida de los tratamientos

El hecho de que te apliques todos los productos nutritivos a tu cabello antes de dormir supone que tu pelo se beneficie de ellos durante todas tus horas de descanso. Antes de su aplicación no olvides tener el pelo totalmente desenredado. Todo este proceso será mucho más eficaz que dándotelo durante el día. ¡Te lo garantizamos!

Adiós a las impurezas

Otra de las cosas que debes de realizar en tu pelo es la de eliminar todas las impurezas que ha adquirido durante el día. Todas ellas se quitarán gracias a estos tratamientos, que supondrán que tu cabello quede totalmente limpio. ¡Súper importante!

Te ahorra tiempo

Sabemos que tu rutina diaria probablemente sea ajetreada y pondrás la excusa de que no tienes tiempo para realizar un cuidado exhaustivo de tu pelo. Con estas técnicas no tendrás ya este problema, el tiempo empleado es el de tu descanso.

Facilidades de la vida moderna, las compras online

Lo que tiene la vida moderna es que el poco tiempo libre que tenemos lo utilicemos de verdad para el ocio y el entretenimiento. Obligaciones laborales, limitaciones en el transporte o problemas tecnológicos son, entre otras, barreras que se empeñan en existir para que nuestra vida moderna se vea forzada a la amortización del tiempo. Tender a la multifunción constante es vida moderna, aprovecharse de las nuevas tecnologías también es vida moderna. Por eso, poder hacer cualquier tipo de compra sin movernos de casa o la oficina es más la vida moderna que nunca.

No estamos para perder el tiempo dando vueltas por el supermercado para hacer la compra de la semana, entramos al super online y vamos eligiendo: leche, café, verdura, pescado fresco… tenemos de todo. Si necesitamos renovar nuestro armario, ningún problema, encontrarás el pijama de mujer tallas grandes que buscabas o ese vestido para la boda del verano que tanto te gusta; ¿no te apetece hacer la cena? Pídela por internet. Que tienes que hacer un regalo a tu sobrino, entras en tu tienda habitual de multimedia y pides la Play 4 con el último videojuego. Todo esto sin moverte de tu sillón y encima, te lo llevan a casa.

Y es que las compras por internet nos han facilitado la vida -moderna-, las tiendas online cada vez son más visuales y es más fácil de navegar, elegir y comprar el producto exacto que buscamos. Las formas de pago cada vez son más seguras y tenemos diferentes opciones: con tarjeta, en metálico a la hora de recibir el pedido o fraccionándolo en cantidades más asequibles. Las empresas también se han adaptado totalmente y nos facilitan la devolución y el cambio en caso de necesitarlo.

Más ventajas de realizar las compras online es que puedes comprar las 24 horas del día, que tu trabajo o tus obligaciones familiares no te dejan libre ni un minuto del día, no hay problema, tranquilamente, a las 11 de la noche y desde el sillón de tu casa entras a la web de tu supermercado habitual y pides la compra del mes. Puedes comprar ropa y zapatos, te lo llevan a casa, te lo pruebas y ¡te quedas con lo que te guste! Te ahorras el tráfico, el aparcamiento y las largas colas para pagar.

Claro que no podemos estar seguros y confiar en todas las tiendas online que ocupan la red, por eso, cuando vamos a realizar la compra por primera vez en una web, es imprescindible buscar comentarios de otros usuarios, sus experiencias, la calidad de los productos pedidos y en la entrega. Es preferible no hacer grandes compras la primera vez, una vez confiemos en el servicio que nos han prestado les compraremos lo que necesitemos. Porque ya que estas tiendas online han aparecido para facilitarnos la vida, seamos responsables, hagamos compras seguras, comentemos nuestras experiencias en las zonas de usuarios para que futuros compradores puedan decidirse y disfrutemos de las facilidades de la vida moderna.

Cena ideal para descansar mejor

La cena es una de las comidas que nunca debes saltarte en tu rutina alimenticia diaria. Sin embargo, debes de saber que no todo vale en la última comida del día. Es el espacio donde más que hay medir el tipo de comida y la cantidad que se ingiere. Al ser la comida más próxima al irnos a dormir hay que tener en cuenta que es bueno elegir aquellos alimentos que nos ayuden en nuestro descanso y dejar a un lado aquellos que nos hagan no poder dormir adecuadamente y por tanto que nos cueste más el poder conciliar el sueño. Comidas como el pescado, las verduras o el huevo son de las más recomendables en las cenas, ya que nos ayudarán a que la digestión sea más rápida y saludable. Además, debes tener en cuenta que cuanto antes cenes más tiempo habrá entre este momento y el irte a dormir, por lo que no te irás recién cenada a la cama y tu estomago lo agradecerá. Otra ayuda a tener en cuenta es el no ingerir una gran cantidad de líquidos por la noche, ya que podrás tener retenciones y no harás más que levantarte al baño.

Por estos motivos a continuación te vamos a dar una lista de recomendaciones que es bueno que tengas en cuenta en tus cenas antes de ponerte tu pijama mujer e irte a dormir.

No a los fritos

Es uno de los colectivos más peligrosos que puedes ingerir en las cenas. Tanto los fritos como los precocinados además de ser gravemente perjudicables para la salud y te provoquen coger peso, no son recomendables en las cenas ya que no te favorecerán en el proceso de digestión.

Ojo con el pan

Sabemos que el pan es uno de los imprescindibles como acompañamiento de muchas comidas. No obstante, en las cenas deberías reducirlo al mínimo e incluso no comerlo. Este producto junto con otros como la patata o el plátano no son recomendables en cenas. Pero tranquila, en las demás comidas ¡podrás hacerlo sin problema!

Mejor sin cítricos

Son lo mejor para los desayunos, pero quedan totalmente desaconsejados en las cenas. Te podrán provocar desvelos y que te cueste conciliar el sueño. ¿Lo dejamos mejor para por la mañana no crees?

Azúcar a un lado

Tomar productos ricos en azúcar no son buenos en abundancia en ninguna de las comidas. Sin embargo en las cenas te recomendamos que prescindas de alimentos como puedan ser el albaricoque, el melón o el melocotón entre otros. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Reduce bebidas estimulantes

Hay bebidas muy tentadoras como el café o la coca-cola después de cenar o para acompañar. Sin embargo, debes saber que la cafeína que contienen no te ayudará a la hora del descanso y estarás toda la noche en vela. Opta por comprarlas sin cafeína o directamente por cenar con otra bebida, le mejor siempre el agua.