Por fin ha llegado el tan ansiado fin de semana, después de cinco duros días de madrugones, trabajo y ni un solo minuto libre podemos relajarnos. Pero para que el domingo por la noche no llegue inesperadamente y tengas la sensación de que no has disfrutado nada de los días libres, tenemos unos consejos que te ayudaran a aprovechar esos momentos en familia y también esos momentos en que nos colocamos las batas de estar por casa y simplemente vemos una buena peli.

1. Organízate. Sí, los días libres también tienes que organizarlos. No todos los fines de semana harás las mismas cosas, tendrás los mismos planes o te apetecerán las mismas actividades. Así que piensa cuál es la nueva exposición que te gustaría ver o con quién has quedado la tarde del sábado para tomar algo, no planees cada hora, pero hazte una idea de lo que harás estos días.

2. Ponte la alarma. No digo que madrugues, pero levantarte a medio día solo te provocará la sensación de perder el tiempo. Tienes que aprovechar el fin de semana para dormir, pero no dormir todo el fin de semana, así que descansa, disfruta de las horas de sueño, pero levántate a una hora decente para que tengas tiempo suficiente para el ocio.

3. Crea alguna rutina. No entendamos rutina como obligación y trabajo. Puedes dedicar unas horas del domingo, por ejemplo, para tus sesiones de belleza. Depílate, hazte limpiezas de cutis más profundas y quédate sola en casa mientras te relajas y te dedicas tiempo a ti misma.

4. Aprovecha los momentos familiares. Poder disfrutar de nuestros seres queridos es algo que no siempre podemos hacer. Haz planes con tus hijos, llévalos al cine o a jugar al parque. Come con tus padres o ve a visitar a tus hermanos. Convierte en costumbre pasar tiempo en familia, sobre todo si tienes hijos, sabrán que ese momento es solo para vosotros y vuestra diversión juntos.

5. Peli, sofá y manta. Es el tópico de los días libres, pero no dejes para el último momento la elección de la película. Busca listas de las más recomendadas o engánchate a una serie que quieras ver. Tu momento cine en casa tiene que estar debidamente preparado, ten claro qué vas a ver y ten previstos los ataques de hambre comprando algo de picoteo -sano, por favor-.

6. Busca momentos para la lectura. Si has decidido empezar un libro y solo tienes los fines de semana para disfrutarlo, busca momentos de relax y tranquilidad para leer. Si tienes terraza no dudes en aprovechar la luz y el tiempo de la mañana para hacerlo. Deja el libro a la vista para que no te de pereza ir a buscarlo y dedicar un buen rato a adentrarte en sus historias.

7. Organiza la semana siguiente. Tienes que guardar unos minutos del fin de semana para saber qué tareas o nuevos proyectos te esperan a partir del lunes. Con solo un rato de la tarde del domingo podrás organizarte el menú semanal, las llamadas urgentes o las citas más importantes de la semana.