Día a día vamos incorporando las compras online con perfecta naturalidad. Pasito a pasito, los beneficios de la compra por Internet nos han ido conquistando y ya no únicamente en artículos del hogar, decoración, gadgets o cualquier fruslería, sino que hemos ido incorporando la compra de ropa y moda por Internet como si lo hubiéramos hecho toda la vida. El reducido precio, las ofertas puntuales, el infinito catálogo y el acceso a golpe de click de casi cualquier ítem son unos de los muchos beneficios de esta práctica.

Desafortunadamente, uno de los problemas más comentados entre los que compran moda online (y uno de sus mayores temores) es no acertar con la talla. Y, ciertamente, puede ser un verdadero dolor de cabeza porque esa maravillosa prenda que imaginábamos como un guante sobre nuestra piel se torna en una decepción al ver que ni siquiera nos entra o cuelga por todas partes. Afortunadamente hay muchas maneras de acertar con la talla perfecta para nuestra silueta y nunca equivocarse.

Ante todo, bien equipadas e informadas

Cómo en cualquier proceso, no hay nada mejor que estar preparada para todo antes de empezar… Internet es enorme e increíblemente heterogéneo pero nada que no pueda ser controlado! Equipada con una cinta métrica, lo primero debería ser tomarse las medidas de pecho, cintura y cadera (por mucho que a veces nos duela!) porque, como bien sabemos, las tallas no siempre son iguales y una talla 44 puede tanto venirnos estrecha como enorme. La confección es tan diferente que no siempre podemos acudir a nuestra guía de tallas al uso, sino que es mejor tomar medidas que reflejen de manera real nuestro cuerpo y si la prenda nos quedará bien o no.

Además, las diferencias entre los tallajes europeos, americanos y asiáticos son tremendas. Cualquiera que se haya pedido ropa online sabe que una talla L no es lo mismo en Francia, EEUU o China. Hay que tenerlo en cuenta porque las diferencias son enormes y la mayoría de webs utilizan las medidas como referencia real del tallaje. Claro que, no siempre existe esa posibilidad aunque en las webs fiables como Mabel Intima ofrecen esa información en cada prenda que podamos comprar. Aquí es cuando podemos valorar la calidad de una tienda online y su servicio de atención al cliente.

Buscar y comparar, imprescindible

Una vez habiendo elegida la prenda que queremos y ya con las medidas exactas… tenemos que investigar un poco más para saber exactamente cómo es y si se ajusta a lo que queremos. La mayoría de las tiendas de ropa online tienen una sección de comentarios que deberíamos revisar, primero para saber si la gente está contenta en general con el artículo y después para saber si hay algún comentario sobre el tallaje y si se ajusta a lo prometido.

Además, algunas webs como Amazon, tienen un pequeño apartado en el que los usuarios valoran el tallaje de la ropa y si es real según lo que se explica. Y si la prenda no estuviera en nuestra tienda de referencia, siempre podemos acudir a otra tienda con el mismo modela que sí que tenga comentarios sobre ella.

Todos son pequeños trucos para acertar en la búsqueda y elección de nuestra prenda perfecta y perderle el miedo a la compra online que tan extendida está en estos días.